Traducciones médicas y el traductor médico
diciembre, 2023
Traducciones médicas

Traducciones médicas: la importancia de la especialización y la exactitud

La traducción médica es una rama de la traducción especializada que se ocupa del correcto traslado a la lengua de llegada de textos relacionados con el ámbito de la salud, la medicina y las ciencias biomédicas. Estos textos pueden ser de diversa naturaleza como artículos científicos, informes clínicos, prospectos de medicamentos, consentimientos informados, historiales médicos, folletos informativos, etc.

El traductor médico

La traducción médica requiere de un alto grado de especialización y de competencia por parte del traductor, ya que no solo debe dominar los idiomas de trabajo, sino también los conocimientos técnicos y terminológicos del campo médico. Además, el traductor médico debe estar al día de los avances científicos y de las normas éticas y legales que rigen la práctica médica. Por todo ello, la traducción médica solo puede ser realizada por profesionales cualificados y con experiencia, que cuenten con la formación, las herramientas y los recursos adecuados.

Especialización en traducción médica, retos y preparación del traductor

La traducción médica presenta una serie de retos que el traductor debe saber identificar y resolver. Ejemplo de ello son los siguientes aspectos:

  • La variabilidad terminológica: el traductor médico se enfrenta a menudo a la existencia de diferentes términos para referirse al mismo concepto, tanto en el idioma de origen como en el de destino. Esto puede deberse a razones históricas, geográficas, disciplinares o estilísticas. El traductor médico debe elegir el término más adecuado según el contexto, el propósito y el destinatario del texto.
  • La neología: el traductor médico debe estar preparado para encontrar la terminología idónea para reflejar los descubrimientos y las innovaciones que se producen en este campo. Para ello, debe seguir unos criterios de formación, adaptación y equivalencia que garanticen la claridad, la precisión y la coherencia terminológica.
  • La ambigüedad: el traductor médico debe evitar la ambigüedad en sus traducciones, ya que puede generar confusión e inseguridad en el receptor. La ambigüedad puede surgir por el uso de abreviaturas, siglas, acrónimos, símbolos, unidades de medida, etc. que no sean reconocibles o que tengan más de un significado. El traductor médico debe aclarar o explicar estos elementos cuando sea necesario, siguiendo las convenciones y las preferencias del texto de destino.
  • La adecuación cultural: el traductor médico debe tener en cuenta las diferencias culturales que existen entre los sistemas sanitarios, las prácticas médicas y las expectativas de los destinatarios de los textos médicos. Estas diferencias pueden afectar a aspectos como la estructura, el tono, el registro, el grado de formalidad, la cortesía, la persuasión, etc. El traductor médico debe adaptar el texto de origen al contexto de destino, respetando siempre el contenido y el propósito del texto original.

En definitiva, la traducción médica es una disciplina que requiere de especialización y exactitud. Si necesita una traducción médica, asegúrese de seleccionar a una empresa de traducción que cuenta con traductores con la experiencia y los conocimientos necesarios para traducir sus documentos con la precisión y la profesionalidad que se requiere.